Un día en Casa Venera

Amaneciendo está en Casa Venera,
suerte de selva virgen bajo el viento.
siento un vago rumor…
toda la tierra está cantando dulcemente.
El tiempo renace con el deseo embriagador
de un racimo de uvas.
Las invisibles envolturas de las rosas
atrayéndonos con su perfume tentador.
A lo lejos, los bosques se han cargado
de corolas.
Desbordan los arroyos de sus cauces,
las aguas se filtran en la tierra
y hacen que florezcan palabras perfumadas.
Al caer la tarde el sol se esconde
entre los montes, las aves se acurrucan
en sus nidos.
Sobre el firmamento luces plateadas,
posadas en la alfombra de la última
flor caída.
Dulce y hermosa aparece la noche
sobre la vaguada del curso de las horas,
y bajo la quietud de una luna blanda y tranquila
vamos todos con las manos unidas.

M. Carmen López Corral

20140914_204458

 

Casa Venera

Finca el Venero

Castaño del Robledo

Huelva

(+34) 671085154

Suscríbete a nuestro Boletín

Log in

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR